Testimonios
Haz clic sobre la frase para leer el testimonio completo

Ten en cuenta que por temas de confidencialidad se han omitido nombres, apellidos y cualquier otro dato que pueda llevar a una posible identificación. Todos los testimonios han dado su autorización para aparecer en esta página.

«He recuperado la autoestima y esa sensación de control me permite vivir “normal”. Recuperar la sensación de “normalidad” ha sido muy liberador. Las cosas ya no se mueven en picos de emociones y eso me permite afrontar las alegrías y las penas de una forma mucho más satisfactoria y no autodestructiva.»
– MG

Venía de un proceso de dos años con problemas de ansiedad y depresión (no reconocida) pasando por diversas terapias que no habían acabado de funcionar. Era vivir con una sombra permanente encima y buscando mecanismos de evasión y ocultación con escaso éxito…

El cambio más relevante (y más satisfactorio) es la sensación de control sobre mis emociones sin tener que estar permanentemente ocultando o escondiéndolas. También tener herramientas de autogestión de los momentos difíciles o de crisis.  

He recuperado la autoestima y esa sensación de control me permite vivir “normal”. Recuperar la sensación de “normalidad” ha sido muy liberador. Las cosas ya no se mueven en picos de emociones y eso me permite afrontar las alegrías y las penas de una forma mucho más satisfactoria y no autodestructiva. 

Ha sido un proceso difícil y doloroso, aunque también mucho más breve de lo que esperaba, lo mejor ha sido la sensación de estar acompañado de forma transparente, sin humo. Cuando algo va a doler, duele y esa anticipación y acompañamiento directos y claros a mi me han ayudado mucho a racionalizar y digerir el proceso.

Llegué hasta Nuria por recomendación de una persona de confianza, después de pasar por otras terapias y siendo una persona bastante escéptica respecto a los límites de la psicología. Un poco dando mi brazo a torcer porque racionalmente sabía que necesitaba ayuda pero sin mucha expectativa. A final ha sido la mejor recomendación que me han dado nunca. 

En un mercado bastante grande, donde es difícil seleccionar cuando se está en un momento difícil y sin mucha información previa para filtrar… yo he encontrado una profesional de la salud, con mucha experiencia y capacidad, interesada en resolver problemas, no en alargar terapias, muy clara y directa, sin humo ni fuegos artificiales.

«Nuria ha sido mi primera psicóloga y mi experiencia con ella no ha podido ser mejor, es una persona con una gran empatía, es clara, directa, observadora y con muy poco tiene suficiente para hacerse una composición de tu persona y de lo que te pasa…»
– IS

Hasta empezar mi terapia con Nuria me preocupaba por todo y por todos en exceso. Por mi familia, mis amigos, conocidos…..cualquier problema que me contaban me lo hacia mío y, como si yo tuviera la solución de alguno de ellos, me pasaba la noche y el día dándole vueltas.

Mi mente pasaba de una cosa a otra con una velocidad pasmosa y me resultaba realmente difícil controlarla, interrumpiendo mi sueño continuamente y resintiéndose con ello mi descanso mental y físico.

Otra cuestión que traté fue el estar siempre ofreciéndome de manera anticipaba para ayudar a los demás sin dar ocasión a que me lo pidieran.

La relación con mi madre fue otro punto a tratar, para mí muy importante. El sentimiento de culpabilidad si no acudía a verla prácticamente cada día, me atormentaba.

Con Nuria he aprendido a filtrar las cosas importantes de las que no lo son tanto y de esta forma mantengo a raya mi mente hiperactiva.

También he conseguido no ofrecerme de forma anticipada para ayudar en cualquier cosa. Ahora consigo esperar a que me lo pidan.

La relación con mi madre ha mejorado muchísimo. Ahora el tiempo que estoy con ella lo disfruto al máximo y cuando no puedo ir a verla no tengo el peso de la culpabilidad.

Todo esto ha repercutido enormemente en mi tranquilidad mental, me siento como descargada de un peso que no veía pero sentía.

Nuria ha sido mi primera psicóloga y mi experiencia con ella no ha podido ser mejor, es una persona con una gran empatía, es clara, directa, observadora y con muy poco tiene suficiente para hacerse una composición de tu persona y de lo que te pasa.

Si alguno o alguna tenéis dudas sobre si hacer terapia con Nuria sólo os diría …. que no perdéis nada y podéis ganar mucho.

«Los cambios que he experimentado son sobretodo en seguridad en mí misma, mi autoestima, mis inseguridades y todo lo demás viene rodado cuando tú te sientes fuerte y bien.»
– AB

Mi experiencia con Nuria ha sido muy positiva y transformadora. 

Yo estaba en una situación de estancamiento personal, sumergida en mi maternidad, abandonando todo lo demás. Estaba deprimida, agotada, nada me motivaba y pensando en separarme de mi pareja…

Una amiga mía que paso por lo mismo me recomendó a Nuria y no dude en contactar. 

Los cambios que he experimentado son sobretodo en seguridad en mí misma, mi autoestima, mis inseguridades y todo lo demás viene rodado cuando tú te sientes fuerte y bien. 

Ahora siento que controlo mi vida, que sé lo que hago y que cuando decido algo NO dudo, a pesar de lo que piensen los demás. Noto que estoy más positiva y motivada y con mi pareja ha mejorado mucho todo. He aprendido a escuchar mejor y tengo habilidades para manejar las discusiones para que no terminen en un volcán. Me siento mucho más relajada, en paz.

Lo que más me ha gustado de todo el proceso es ver lo rápido que uno puede mejorar cuando estás en buenas manos, cuando decides que es hora de dejar que te ayuden y dejar de querer hacerlo tú todo. 

Lo que más me gusta de Nuria es lo directa que es. No se va por las ramas a tratar problemas y dándole vueltas y perspectivas… Entonces siento que avanzo. Que el dinero que pago no se pierde dando vueltas y vueltas a un tema… 

Y también a nivel profesional tiene muchos estudios de diferentes especialidades/enfoques en psicología, lo que la hace muy completa, creo. También hace que te sientas muy cómoda, como si la conocieras de toda la vida. Digamos que es muy fácil contarle tus cosas sin tabúes. 

Y, actualmente aunque me sienta mucho mejor, quiero seguir tratándome de vez en cuando con ella para vaciar mi mente y mis inquietudes y seguir estando así de fuerte!

Así que sin dudar súper recomendable.

«La ansiedad que tenía cada día ha desaparecido y cuando aparece alguna situación inesperada tengo herramientas para darle la vuelta y verlo todo desde otra perspectiva. Me siento en paz, más tranquila e incluso más alegre.»
– GG

Antes de empezar a trabajar con Nuria no me sentía bien. Me notaba muy nerviosa y me sentía incapaz de afrontar situaciones del día a día con tranquilidad. 

La ansiedad que tenía cada día ha desaparecido y cuando aparece alguna situación inesperada tengo herramientas para darle la vuelta y verlo todo desde otra perspectiva.

Me siento en paz, más tranquila e incluso más alegre. Mi día a día ha mejorado ya que he adquirido unos hábitos que antes no tenía y me noto mejor.

Lo que más me ha gustado, a parte del trato cercano, ha sido poner en práctica los consejos y las soluciones rápidas a los problemas que van surgiendo porque de esta manera es muy fácil detectar qué te pasa y qué puedes hacer para solucionarlo.

Compré el servicio después de tener una conversación con una muy buena amiga. No se equivocó al decirme que te tenía que llamar.

Recomendaría el servicio porque se pueden ver las cosas muy diferentes si alguien te ayuda y la vida entonces, cambia.

«Gracias a nuestras conversaciones he podido conocerme mejor, darme cuenta de que tengo más control sobre mí del que pensaba. Me ha ayudado a tener más confianza en mí misma y a la hora de tomar decisiones.»
– IB

Desde hace tiempo, una de mis mejores amigas hablaba del increíble potencial personal y profesional de Núria. Pero no solo sus elogios despertaron mi interés, sino también el increíble crecimiento y desarrollo personal que había conseguido gracias a las sesiones con Núria. 

Decidí hacer una primera sesión cuando empecé a tener problemas a nivel profesional que afectaban emocionalmente a mi día a día y no sabía cómo gestionarlos.

Des del primer momento sientes que estás hablando con una persona que conoces desde hace tiempo, con la que adquieres una confianza inmediata. Ya en la primera sesión se hace una imagen completa y precisa de cómo eres y de tu personalidad. Enumera la palabra o palabras que te definen y que te ayudan a encontrarte y ser más consciente de cómo eres.

Sus observaciones pueden resultar duras en algunas ocasiones pero tras digerirlas te das cuenta de que nunca dice nada que no sientas o sepas. Así te ayuda a darte cuenta de los bloqueos y miedos que te impiden tomar decisiones o afrontar situaciones.

Gracias a nuestras conversaciones he podido conocerme mejor, darme cuenta de que tengo más control sobre mí del que pensaba. Me ha ayudado a tener más confianza en mí misma y a la hora de tomar decisiones.

Gracias Núria! 🙂